Que la pronunciación no haga que aprender noruego sea un camino cuesta arriba

A la hora de aprender noruego, la mayoría de nuestros alumnos nos escriben contándonos que la pronunciación les da dolor de cabeza. Y esto es totalmente normal: al principio del aprendizaje, diferenciar los nuevos sonidos es más difícil para algunos que otros, pero la regla general es que es un tema que suele traer complicaciones.

 

Esto es así porque el noruego tiene varios sonidos que no existen en el español, y que para colmo, son bastante parecidos. Entender esto desde el momento 0 es fundamental para evitar frustraciones: esta etapa es normal, y todos tienen que atravezarla. No es sencillo pero tampoco imposible…¡y cualquiera puede hacerlo!el que abandona no tiene premio

Todo está en tu cerebro: literalmente. Si te enfrentas a sonidos que nunca antes has escuchado, lo normal es que tu mente no registre las sutilezas entre ellos.

Es decir: si estás haciendo una lección donde la tarea es, por ejemplo, diferenciar entre los sonidos noruegos de la ‘u’ y la ‘o’, y para ti suenan exactamente iguales, esto es totalmente normal. No significa que estés haciendo nada mal, de hecho, es esperable que pases por este proceso. Como tu mente está programada para escuchar y entender el español, para superar esta etapa solo tienes que “reprogramarla” para que esté en “modo-noruego”.

La clave principal, a la hora de aprender noruego, es no desesperarse. Si te sientes nervioso, o si crees que NUNCA vas a registrar bien estos sonidos nuevos, NO abandones, y recuerda que cuando tu oído se acostumbre a ellos, verás que el aprendizaje se vuelve mucho más sencillo.

pares mínimos

¿Qué puedes hacer para superar esta primera barrera? Practicar y practicar con pares mínimos y repitir lo que has aprendido hasta que te acostumbres a los nuevos sonidos y logres diferenciarlos. En nuestro curso usamos lecciones interactivas para practicar los pares mínimos. Cuanto más uses esta herramienta verás que, poco a poco, tu habilidad para reconocer estos sonidos mejorará notablemente.

Otro punto importante: ¡crea un hábito de estudio, y haz de tus lecciones una rutina!

¿Qué NO hacer?

Seguir por otro tema. Empezar por los sonidos es clave para construir una base idiomática sólida…¡sobre los sonidos se construye el lenguaje!. Si dominas esto, avanzar con el resto de los temas te será mucho más fácil.

Como dijimos al principio, solamente tienes 50% de chances, al principio, de diferenciar los nuevos sonidos. ¡Ver el vaso medio lleno o medio vacío depende de ti! Nosotros elegimos ver lo que ya tienes ganado porque, vamos…¡ningún escalador con una visión negativa ha llegado alguna vez al Everest!


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones: