¿Recién empiezas a aprender noruego? Qué hacer en tu primera semana

Después de tantas vueltas, HOY te has dicho a ti mismo: “Quiero empezar a aprender noruego, y voy a empezar a hacerlo YA”. Le has contado a tus amigos, te has mentalizado, y estás con el entusiasmo por las nubes.

¡Muy bien! ….¿y ahora?

Las primeras semanas de tu aprendizaje son clave, porque son tu primer contacto con el idioma y con la metodología de estudio. Aquí tenemos algunas ideas para que puedas aprovecharlas al máximo.

  1. MENTALIZATE. Tú puedes lograr lo que quieras. Hay miles de hispanohablantes que saben hablar noruego, como así también hay noruegos que hablan español a la perfección. Tú no eres distinto a ellos. Tú tienes todo lo que necesitas para lograrlo, así que mentaliza eso: ¡y no lo pierdas de vista!
  2. CONTROLA tu ansiedad. Así como dijimos que aprender noruego NO es imposible, y que todos pueden hacerlo, no lo vas a lograr de un día para el otro. (¡Esperamos no haberte desilusionado…pero es la verdad! Los primeros días seguro estás muy motivado: la clave es que ese entusiasmo NO decaiga. ¿Cómo? 
  3. CREANDO UN HÁBITO. Visualiza tu semana, y organízate. Encuentra un momento que puedas dedicarle todos los días a tus lecciones. Prueba distintos horarios hasta que encuentres el que calza mejor. Es mejor que sea poco tiempo: no te sobrecargues, recuerda que aprender un idioma es un proceso de varios meses, y necesitas encontrar un espacio de tiempo que te sea cómodo y que puedas mantener a lo largo de varias semanas. Acá te contamos más sobre la importancia de crear una rutina de estudio.
  4. VISUALIZA tu progreso. Una vez por semana, revisa lo que has aprendido durante ese tiempo, y planifica tus objetivos para tu próxima semana.
  5. ACEPTA las dificultades. Una de las cosas más difíciles al principio es la pronunciación. No luches contra eso. Acepta las dificultades como una parte más del proceso. Y si estás nervioso (¡puede pasar!), recuerda el punto Nº2. 
  6. PIENSA en noruego, y no solo cuando estás haciendo tus lecciones. Pequeños pasos pueden ser una gran diferencia. ¿Te animas a setear tu teléfono o tu tableta, en noruego, por ejemplo? ¿O tal vez escribir tu lista de compras en noruego? 
  7. CONOCE MÁS sobre Noruega y su cultura. Un idioma dice mucho de un país y de su gente. Conocer más sobre este lugar, sus tradiciones, su historia y sus paisajes seguro te va a entusiasmar y va a hacer que aprecies el idioma desde una perspectiva más profunda. Y hablando de cultura…
  8. ESUCHA, LEE E INVESTIGA acerca de la música, las películas y la literatura noruega. Ver videos y escuchar canciones en noruego es fantástico para afinar de a poco tu oído, y además, te va a sumergir en la cultura noruega desde distintas perspectivas. La idea es que encuentres lo que te gusta, y lo traslades al noruego: por ejemplo, si te gustan los cómics, anímate a buscar dibujantes noruegos y ver qué tipo de trabajos hacen. Más allá de que entiendas las viñetas o no (seguramente al principio no entenderás mucho), lo interesante es que vayas haciendo de a poco una inmersión cultural, para que tu aprendizaje no se limite a seguir lecciones.
  9. DISFRUTA el viaje.

¡Buena suerte!


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones:

Que la pronunciación no haga que aprender noruego sea un camino cuesta arriba

A la hora de aprender noruego, la mayoría de nuestros alumnos nos escriben contándonos que la pronunciación les da dolor de cabeza. Y esto es totalmente normal: al principio del aprendizaje, diferenciar los nuevos sonidos es más difícil para algunos que otros, pero la regla general es que es un tema que suele traer complicaciones.

 

Esto es así porque el noruego tiene varios sonidos que no existen en el español, y que para colmo, son bastante parecidos. Entender esto desde el momento 0 es fundamental para evitar frustraciones: esta etapa es normal, y todos tienen que atravezarla. No es sencillo pero tampoco imposible…¡y cualquiera puede hacerlo!el que abandona no tiene premio

Todo está en tu cerebro: literalmente. Si te enfrentas a sonidos que nunca antes has escuchado, lo normal es que tu mente no registre las sutilezas entre ellos.

Es decir: si estás haciendo una lección donde la tarea es, por ejemplo, diferenciar entre los sonidos noruegos de la ‘u’ y la ‘o’, y para ti suenan exactamente iguales, esto es totalmente normal. No significa que estés haciendo nada mal, de hecho, es esperable que pases por este proceso. Como tu mente está programada para escuchar y entender el español, para superar esta etapa solo tienes que “reprogramarla” para que esté en “modo-noruego”.

La clave principal, a la hora de aprender noruego, es no desesperarse. Si te sientes nervioso, o si crees que NUNCA vas a registrar bien estos sonidos nuevos, NO abandones, y recuerda que cuando tu oído se acostumbre a ellos, verás que el aprendizaje se vuelve mucho más sencillo.

pares mínimos

¿Qué puedes hacer para superar esta primera barrera? Practicar y practicar con pares mínimos y repitir lo que has aprendido hasta que te acostumbres a los nuevos sonidos y logres diferenciarlos. En nuestro curso usamos lecciones interactivas para practicar los pares mínimos. Cuanto más uses esta herramienta verás que, poco a poco, tu habilidad para reconocer estos sonidos mejorará notablemente.

Otro punto importante: ¡crea un hábito de estudio, y haz de tus lecciones una rutina!

¿Qué NO hacer?

Seguir por otro tema. Empezar por los sonidos es clave para construir una base idiomática sólida…¡sobre los sonidos se construye el lenguaje!. Si dominas esto, avanzar con el resto de los temas te será mucho más fácil.

Como dijimos al principio, solamente tienes 50% de chances, al principio, de diferenciar los nuevos sonidos. ¡Ver el vaso medio lleno o medio vacío depende de ti! Nosotros elegimos ver lo que ya tienes ganado porque, vamos…¡ningún escalador con una visión negativa ha llegado alguna vez al Everest!


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones:

Aprender noruego con el alfabeto fonético

A la hora de aprender noruego, el alfabeto fonético es indispensable

Si ya estás tomando nuestro Curso Noruego, seguramente ya habrás visto los símbolos fonéticos. Al principio pueden ser un poco difíciles de entender; pero una vez que comprendes de qué se tratan, verás que son CLAVE para mejorar tu pronunciación. Así que en esta nota, te proponemos que te amigues con ellos.

Antes que nada:

Símbolos fonéticos: ¿cuál es su diferencia con una letra común?

Un símbolo fonético representa un sonido. Las letras también representan un sonido, pero ojo: una letra puede pronunciarse de distintas formas. (Por ejemplo, en español, la “c” puede sonar de dos formas, como en la palabra “cacería”). En ese sentido, pueden haber varios símbolos fonéticos para una misma letra. También hay símbolos fonéticos para conjunciones de letras. (…Sigue leyendo y ahora entenderás más sobre esto).

¿Por qué usar símbolos de fonética a la hora de aprender noruego?

Para aprender noruego, entender de entrada los sonidos es FUNDAMENTAL. Y lo ponemos en mayúsculas porque es importante remarcar que si no te familiarizas con los sonidos desde el principio, luego te será muy difícil “quitarte” lo que hayas aprendido mal.

La importancia de los sonidos radica en un hecho: el idioma noruego tiene muchos más sonidos que el español. Estos sonidos nuevos, -que al principio son un poco difíciles de identificar-, son importantísimos no solo para pronunciar bien las palabras, sino para ENTENDERLAS cuando las escuchas.

Aquí hemos marcado los pares de sonidos que más similares suenan para los hispanohablantes que quieren aprender noruego:

Captura de pantalla 2016-08-07 a las 10.54.01 p.m.

En definitiva: aprender un idioma es como construir una casa. Si no colocas los cimientos correctamente desde el principio, después te costará que las paredes te queden derechas. Y en este caso, los cimientos del lenguaje son los sonidos: lo más fundamental.

Noruego vs español

Español: 5 vocales, 17 consonantes. En total: 22 sonidos.

Los más comunes en español:

iː ɪ yː ʏ eː ə øː œ ɛ æː æ ʉː u0 uː ʊ oː ɔ ɑː ɑ p b t d k g f v s h ç ʃ m n ŋ r l j ʈ ɖ ɳ ɭ ʂ l̩ ɭ̩ n̩ ɳ̩-4

Noruego: 19 vocales*, 23 consonantes. También hay que separar entre vocales largas y vocales cortas (con el signo ‘ː’). En total: 46 sonidos.

Los sonidos más comunes en noruego:

sonidos mas comunes del noruego

*Puedes aprender a pronunciar todas las vocales en los primeros niveles de nuestro curso.

Entonces, volvamos a responder la primera pregunta: ¿por qué tienes que amigarte con el alfabeto fonético? Porque una vez que aprendas a  identificar los símbolos fonéticos, podrás “leer” exactamente los sonidos con los que debes pronunciar las palabras.

Captura de pantalla 2016-08-07 a las 10.59.43 p.m.
En nuestro curso, los símbolos fonéticos aparecen debajo de cada palabra

Por dónde empezar

No pierdas la calma. Como ya dijimos, si quieres aprender noruego, lo primero que debes hacer es conocer muy bien estos nuevos sonidos, y eso significa entrenar tu oído para identificarlos. Al fin y al cabo, ¿cómo vas a poder pronunciar bien la ‘u’ y la ‘o’ en noruego, si todavía no logras ESCUCHAR la diferencia entre estos sonidos?

Si sientes que tienes dificultades para identificar estos nuevos sonidos, y sobre todo, a diferenciarlos (algunos pueden ser un poco sutiles), tranquilo: puedes “entrenar” tu cerebro usando la técnica de los pares mínimos.

¿Que NO hacer?: nuestro consejo de oro

NO intentes aprender mucho vocabulario nuevo junto al principio. Primero enfócate en el tema de los sonidos. Si haces al revés, habrás aprendido mal el sonido de las palabras y luego tendrás que volver sobre tus pasos y volver a memorizar todo desde cero.

Los sonidos más difíciles

Algunos de los sonidos noruegos más difíciles de aprender para los hispanohablantes son:

  • La vocal ‘u’: /ʉ/
  • La vocal ‘æ’: /æ/
  • La vocal ‘e’ ligera: /ə/
  • La combinación ‘sj’, ‘sk’, ‘skj’, ‘rs’: /ʃ/

Vocales cortas y vocales largas

Otro reto es aprender a diferenciar las vocales cortas y las largas. Para indicar que una vocal es larga, usamos el signo ‘ː’. Por ejemplo:

  • “sette” (poner): /’setə/
  • “sete” (asiento): /seːtə/

Entonación

Para indicar que una palabra se pronuncia con más fuerza en la primera parte, usamos un signo de ‘’’. Por ejemplo:

  • “finne” (encontrar): /’finə/
  • “fine” (bonitas): /fiːnə/

Sonidos retroflejos

Los sonidos retroflejos son los que precisan que enrolles la lengua para pronunciarlos. Estos son:

  • /ʈ/
  • /ɳ/
  • /ɖ/

Los primeros sonidos para aprender

El primer sonido que debes aprender es la ‘u’ noruega, que es la vocal más frecuente.

Después, te recomendamos aprender la ‘æ’ y la ‘ø’.

Si aún no estás seguro de cuáles son los sonidos más difíciles para ti -la dificultad en la pronunciación es muy personal- puedes entrar en nuestra página web y hacer una prueba para detectar tu nivel para reconocer sonidos.

Captura de pantalla 2016-08-07 a las 11.02.17 p.m.

Después de hacer esta prueba, conocerás cuáles son los sonidos que más te cuesta identificar. De esta forma, podrás saber cómo continuar con una experiencia de aprendizaje más efectiva y personalizada.

Para entender más sobre el Alfabeto Fonético Internacional, te recomendamos entrar a:

https://es.wikipedia.org/wiki/Fonolog%C3%ADa_del_noruego

http://www.proel.org/index.php?pagina=mundo/fonetico

Y si quieres saber cómo suena cada símbolo fonético, puedes entrar a la entrada de Wikipedia sobre este alfabeto, y hacer click sobre el símbolo que quieras aprender.

Ojo: no te vuelvas loco. El Alfabeto Fonético Internacional es técnico, y no necesitas aprenderlo todo. Con entender qué es y cuáles son los símbolos más usados, es suficiente (y nosotros te ayudaremos a determinar eso). Además, en nuestras lecciones aprenderás a identificar qué letras se relacionan con qué sonidos, y de a poco, podrás vincular cada sonido con un símbolo fonético gráfico…pero, ¡paso a paso!

Y estos videos te van a resultar muy útiles:

https://www.youtube.com/watch?v=3ZNjjWGjGbI

https://www.youtube.com/watch?v=j3pHZFm7I74&spfreload=5

¿Tienes dudas? ¡No dejes de escribirnos!

¿Quieres empezar a aprender noruego y no sabes por dónde arrancar? ¡Comienza tomando nuestro curso gratis, y descubrirás enseguida de qué va todo este asunto de los sonidos con clases didácticas interactivas! Regístrate empezando una sesión en: cursonoruego.es

 

 


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones:

¿Quieres estudiar en Noruega? Esto es lo que debes saber

Estudiar en Noruega es más que una decisión, es un proceso que incluye muchas cosas: papeleo, aprender noruego, visas, homologaciones…y claro, ¡una experiencia única!

La rutina del estudiante puede ser, pues, muy rutinaria. Si estás en ese punto de tus estudios en el que sientes que quieres darle un giro a tu carrera y completar tu educación en un ambiente totalmente distinto, Noruega es sin dudas un gran destino.

Una calidad de vida excelente, un país estable y seguro, una inmersión cultural única y diversa y la posibilidad de disfrutar de paisajes espectaculares todos los meses del año son algunos de los ingredientes que hacen de este país un lugar tan atractivo. ¡Ah! Y todavía no hablamos de la excelencia académica…que básicamente, es el punto de todo esto, ¿no?

Antes de pensar por qué estudiar en Noruega y qué necesitas para hacerlo…tal vez quieras revisar esta gráfica de Universa, con un pantallazo general sobre este país.

estudiar en noruega
Si para ti un fin de semana perfecto incluye largas caminatas en el bosque, deportes de invierno y paisajes hermosos…¡ya deberías estar en Noruega!

¿Sabías que…

“Noruega tiene siete universidades acreditadas , nueve instituciones universitarias especializadas acreditadas , 22 colegios universitarios acreditados, dos colegios nacionales acreditados de las artes y varias instituciones privadas de educación superior con programas acreditados”. -(www.studynorway.no)

¿Qué debes saber del sistema educativo?

-En Noruega, la mayoría de universidades (salvo algunas privadas) son estatales. Esto significa que no es necesario pagar una matrícula, aunque sí se pueden aplicar un pago extra sobre algunas carreras y programas específicos.

-Aunque las universidades estatales no cobran matrícula (ni siquiera a los alumnos extranjeros) cada semestre cuesta alrededor de 300-600 NOK (32 – 64 EU); que, por otro lado, cubren varios beneficios para los alumnos (como una prepaga de salud). También debes tener en cuenta que el costo de vida en Noruega es mucho más caro que en otros países de Europa.

-El año académico va de mitad de agosto a mitad de enero.

-La cursada se basa en un régimen de créditos. Las notas van de la A a la F, y para aprobar necesitas una E, como nota mínima.

-Además de sus programas de enseñanza, las universidades están a cargo de actividades de investigación y entrenamiento para sus alumnos.

-Desde el 2003, Noruega se adhirió a la reforma educativa europea del Plan de Bolonia. A partir de esto, se puso en práctica de un sistema de grado 3 + 2 + 3 con Licenciatura, Maestría y Doctorado siguiendo las estructuras de las normas europeas.

-¿Becas? Hay, pero no para todas las carreras. Puedes consultar aquí algunos de los acuerdos de becas más importantes.

-En algunos casos, los estudiantes extranjeros pueden trabajar hasta 20 horas por semana (y a tiempo completo en el período de vacaciones). Los alumnos de la Unión Europea no tienen esta restricción de tiempo.

Papeleo y más papeleo para tener en cuenta:

estudiar en noruega
“¿Ya has hecho tu papeleo?”

-Todos los extranjeros que quieran estudiar en Noruega tienen que tener un permiso de residencia (y si no vives dentro de la UE, ten en cuenta que debes pagar un impuesto por ese permiso). Para saber más sobre qué necesitas para validar ese permiso en función de tu país de residencia, dirígete a la embajada o consulado de Noruega más cercano.

-Para estudiar en Noruega, debes validar tus estudios previos en NOKUT, el órgano que certifica todos los títulos extranjeros y aprueba -o desaprueba- las homologaciones. (Esto solo si quieres estudiar una carrera o un posgrado; si quieres hacer un intercambio, tu instituto de enseñanza debe tener un convenio con un instituto noruego. En ese caso, lo más probable es que tu escuela o universidad esté a cargo de realizar estos trámites).

-Generalmente, puedes mandar tu pedido de admisión a una universidad entre el 1 de diciembre y el 15 de Marzo. Si quieres saber qué requisitos académicos debes tener para poder aplicar, puedes encontrar información en la página oficial de NOKUY  y en el portal oficial para estudiar en Noruega.

¿Quieres estudiar una carrera o posgrado en Noruega? Hablemos del lenguaje

(Para tener en cuenta: si quieres ser alumno de intercambio NO es necesario saber noruego, SI es requerimiento saber inglés y rendir exámenes que validen tu nivel).

Como te contamos en nuestro blogpost “El Idioma de Noruega”, en este hay dos idiomas escritos oficiales, y una buena cantidad de dialectos. Para estudiar en Noruega, puedes tomar clases tanto en inglés como en noruego; pero de todas formas, para presentar tu postulación como estudiante, debes certificar un nivel de conocimiento en ambos idiomas. (Para más información, entra a la página oficial de los requerimientos idiomáticos de NOKUT).

Nuestra recomendación: prepárate con tiempo

estudiar en noruega
¿Quieres estudiar en Noruega? ¡No te duermas!

Si estás interesado en estudiar en Noruega y crees que cumples con todos los requisitos académicos para presentar una solicitud (y que sea aprobada), empieza YA a aprender noruego. Aunque en Noruega la mayoría de gente habla inglés a la perfección, saber hablar en noruego con cierta fluidez te dará varias ventajas:

-Podrás relacionarte no solo con estudiantes de intercambio, sino con estudiantes nativos, de una forma más fluida. Seguramente todos los estudiantes noruegos saben hablar inglés, pero saber noruego hará que no te quedes afuera de ninguna conversación; y aunque todavía no estés listo para participar de una charla, seguramente podrás entenderla.

-Podrás tomar clases no solo en inglés, sino también en noruego.

-Te será clave para poder integrarte en otro tipo de actividades, como cursos extracurriculares, talleres, etc; en definitiva, tener un dominio del lenguaje es la llave para poder sumergirte en la cultura de este país.

-Ahora, si estás pensando en vivir en este país y quieres usar tu experiencia académica como “trampolín” para conseguir un trabajo en este país, en nuestro blog te contamos por qué saber inglés no es suficiente para trabajar en Noruega.

Ahora te toca a ti: cuéntanos: ¿te interesaría estudiar en Noruega? ¿ya has estudiado en Noruega? ¿Cómo fue tu experiencia?

Más recursos:


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones:

¿Estás buscando trabajar en Noruega como profesional de la salud?

No eres el único que busca trabajar en Noruega como profesional de la salud. Según la nota “Los 20 profesionales extranjeros más buscados”, de la BBC, Noruega necesita odontólogos, médicos, psicólogos, radiólogos, farmaceutas, y sobre todo, enfermeros: una de las profesiones más demandadas en los últimos diez años. Si te estás preguntando el por qué de tanta urgencia por este tipo de profesiones, la respuesta está en la demografía noruega: la alta expectativa de vida nórdica requiere más trabajadores de la salud; y aunque la enfermería es un trabajo popular – sobre todo entre las mujeres noruegas – la oferta no es suficiente para cubrir la demanda.

Campaña del gobierno para atraer más enfermeros y enfermeras:

Pero, ¿qué es lo que le atrae tanto a los nórdicos de los enfermeras y los enfermeros españoles o latinoamericanos?  “La experiencia que tenemos es que tienen un amplio conocimiento académico y una buena actitud. Además, tienen fama de ser buenos profesionales, trabajadores, flexibles y que se interesan por su profesión”, aseguran en Centric Care, una empresa que se especializa en la dotación de centros médicos nórdicos con trabajadores extranjeros.

Por otro lado, para los profesionales españoles y latinoamericanos, es tentador insertarse en un mercado donde esta sacrificada profesión es valorada económica y socialmente. Lamentablemente, la enfermería (una profesión rigurosa y exigida) es un trabajo desvalorizado en varios países de habla hispana. Sin embargo, en Noruega, el salario promedio es de aproximadamente 39.472 (datos de la BBC); además, los enfermeros extranjeros “obtienen la seguridad de un sueldo estable y continuidad laboral” y tienen los mismos derechos que los profesionales nativos: “horas semanales, vacaciones, horas extra, etc”, afirma la nota “La enfermería española conquista a los nórdicos”.

Las enfermeras y enfermeros españoles y latinoamericanos son valorados en Noruega, y tienen los mismos beneficios que los profesionales nativos.
Las enfermeras y enfermeros españoles y latinoamericanos son valorados en Noruega, y tienen los mismos beneficios que los profesionales nativos.

Por otro lado, las trabajadoras que, además, son madres, gozan de beneficios laborales como parte de una política noruega para aumentar el número de mujeres dentro de en la fuerza de trabajo.

Además, como empleado extranjero también tienes la posibilidad de pagar un 10%  menos de tu ingreso bruto en impuestos a través de un programa llamado “standardfradrag” (deducción por defecto). Ojo: si quieres tener este beneficio (seguramente sí), tienes que demandarlo cuando rellenes tu declaración de impuestos. En otras palabras: esta deducción no viene por defecto; tienes que “activarla” tú mismo.

Sin embargo, trabajar en noruega no es tan sencillo a pesar de la demanda. (Pero tampoco es imposible). Antes de armar las maletas, ten en cuenta lo siguiente:

  • De ninguna forma saber inglés es suficiente para conseguir trabajo en Noruega. “En Noruega la Enfermería se desarrolla desde un punto de vista más holístico y la comunicación es una parte muy importante”, destacan en Centric Care. Por eso, antes de empezar a aplicar, asegúrate de tener un buen nivel de noruego (un certificado B2 es una de las exigencias). En nuestro blog te contamos por qué es importante aprender noruego antes que empezar tu búsqueda laboral.
  • No solo tienes que tener los estudios competentes para desarrollarte en tu especialidad, sino que también necesitas una autorización para ejercerla validada por el estado noruego. (Ten en cuenta que este permiso puede tomar cuatro meses si has estudiado fuera UE). Para más información, entra aquí.
  • ¡No vayas a Noruega a “lanzarte a la aventura”! Ten en cuenta que vivir allí es caro, y puedes dilapidar todos tus ahorros mientras buscas un trabajo y un lugar para establecerte. En nuestro blog tenemos algunos consejos para buscar trabajo en noruega sin frustrarte en el intento.

Ahora tal vez te estés preguntando… ¿y cuáles son los requisitos para trabajar en Noruega?

Los permisos de residencia son un mundo aparte, y podríamos escribir 10 entradas solo hablando sobre este tema. Si estás interesado, te invitamos a revisar el sitio web de las embajadas de Noruega. Te recomendamos:

Embajada de Noruega en España

Embajada de Noruega en Argentina

¿Te quedaste con ganas de leer más sobre este tema? ¡Síguenos en el blog y en nuestras redes sociales, y pronto te sorprenderemos con testimonios de hispanohablantes que consiguieron su tan ansiado trabajo en Noruega!

 

¡Mucha suerte!


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones:

Aprender noruego usando Pares Mínimos: cómo ganarle a la “letra fantasma”

¿Sabías que los esquimales distinguen hasta 30 tonos distintos de blanco para la misma palabra?  En cambio, para la mayoría de nosotros, solo hay un tipo de blanco; o a lo sumo, existe el color “manteca”, que muchos amantes de la moda y de los colores sabrán distinguir.

Ahora, tal vez estés pensando: ¿qué tiene que ver esto con aprender noruego? En realidad, sirve como un ejemplo para explicar que lo mismo ocurre con los sonidos. En el noruego existen sonidos que, en el español, directamente no existen. Eso significa que como no los pronuncias ni los escuchas, a momento de aprenderlos, puedes tener la sensación de no registrarlos, o confundirlos con otros. Es decir: tu oído no está acostumbrado a la sutilezas de ese sonido, al mismo tiempo que tampoco estarías acostumbrado a  distinguir distintos tonos de blanco, si quieres compararte con un esquimal.

Pero nuestros alumnos no son los únicos que pasan por este problema. Los japoneses que quieren aprender español también tienen que enfrentar el mismo desafío. En japonés, casi no hay palabras con “r”. Por eso, cuando aprenden español, suelen “intercambiar” la “r” por la “l”, que es una letra que “se parece” a la “r”, y que está muy presente en su idioma.

¿Qué es lo importante de esto? Que si desde el principio no aprendes a “detectar” estas sutilezas, te será mucho más difícil “destrabar” los conocimientos del noruego, para poder aprenderlo con fluidez.

Ok, aprender a detectar sonidos que nunca escuchaste no es fácil…¡pero tampoco imposible!

Muchos científicos estudiaron este fenómeno, intentando comprender por qué a los japoneses les cuesta pronunciar la “r”. A partir de distintos estudios, concluyeron que dos bebés de cualquier país del mundo tienen la misma capacidad para detectar los dos sonidos…sin embargo, cuando crecen, esta habilidad desaparece. Por eso, para los japoneses, es como si la “r” no existiera. Entendido de otro modo, es como si para ellos la “r” fuera una letra fantasma. Está ahí pero…¡al mismo tiempo, es como si no existiera!

El fenómeno de la letra "fantasma": existe, pero es como si no estuviese.
El fenómeno de la letra “fantasma”: existe, pero es como si no estuviese.

¿Cómo sigue esta historia? Las universidades Stanford y Carnegie Mellon hicieron una investigación con un grupo de japoneses adultos. Les pidieron que se pongan auriculares y escucharan las palabras “rock” y “lock” muchas veces. Sin embargo, no fueron capaces de diferenciar los sonidos. Pero, con otro grupo de japoneses hicieron lo siguiente: después de cada pronunciación, la persona pulsaba una respuesta y recibí una corrección inmediata. Después de una hora, este grupo había entrenado su cerebro a diferenciar entre ‘l’ y ‘r’. Esa misma técnica es la que usan nuestros estudiantes para mejorar la pronunciación…¡a continuación te explicaremos de qué se trata!

¿Qué pasa con las personas que quieren aprender noruego por primera vez?

Uno de sus mayores desafíos es lograr captar auditivamente las sutilezas de los sonidos, sobre todo aquellos que no existen en español.

Por ejemplo:

– æ/a: ‘æ’ suena como una ‘a’
– y/i: ‘y’ suena como una ‘i’
– ø/å: ‘ø’ suena como una ‘å’
– u/o: ‘u’ suena como una ‘o’

Para lograr superar este reto, les recomendamos usar pares mínimos. ¿Qué es? Básicamente, es la misma técnica del experimento universitario que te contamos más arriba, en este artículo. Se trata de un método que usamos en nuestro curso para que los estudiantes logren familiarizarse con sonidos que no existen en español: básicamente, consiste en escuchar dos palabras distintas con diferencias muy sutiles.

Puedes conocer más sobre los pares mínimos en nuestro post sobre cómo mejorar la pronunciación. Aquí hay, además, muchísimos consejos para que tu proceso de aprendizaje no sea difícil ni tedioso.

Pero lo mejor que puedes hacer para conocer los Pares Mínimos, es experimentarlos tú mismo…¿Te animas a hacerlo ahora? Escucha las siguientes parejas de palabras y entenderás rápidamente de qué se trata.

nyttig/nitti


være/vare


du/do


født/fått


før/får


her/har


hus/hos


ny/ni

¿Quieres ponerte a prueba con los pares mínimos? ¡Haz una prueba de sonido y desafíate a ti mismo practicando los sonidos noruegos!


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones:

¿Por qué hay un límite de palabras diarias para aprender noruego?

Si ya estás tomando nuestro curso, o estás interesado en hacerlo, habrás visto que existe un límite diario de palabras que puedes aprender por día. Muchos alumnos nos preguntan a qué se debe ese límite, ya que consideran  que pueden aprender muchísimas más palabras por día. ¡Nos encanta su entusiasmo! En realidad, aprender 20 o 30 palabras por día, como muchos sugieren, no es imposible. Sin embargo, ¿es conveniente?

La respuesta es: NO. Aprender noruego es un proceso que puede durar un buen tiempo, y la clave del éxito radica en poder generar una costumbre que puedas mantener. No sirve de nada que un día te propongas aprender la mayor cantidad posible de palabras, si los días siguientes no las repasas, ni aprender otras nuevas.

Ponemos un límite diario de palabras que puedes aprender por día para que llegues a tu objetivo final sin frustrarte en el camino. ¡Alcanzar la meta no es para ansiosos!
Ponemos un límite diario de palabras que puedes aprender por día para que llegues al final de la carrera sin frustrarte en el camino. ¡Alcanzar la meta no es para ansiosos!

En este artículo, te contamos cómo funciona la memoria a la hora de aprender palabras nuevas, y por qué repasar lo que aprendiste los días anteriores es fundamental. 

Conocemos muchos alumnos que han intentado, con un poco de ansiedad, aprender cientos de palabras los primeros días. Con el correr del tiempo, su entusiasmo disminuye y terminan abandonando. También conocemos estudiantes que, por otro lado, se ponen metas realistas que pueden cumplir todos los días. Estos últimos son los que llegan al final del curso habiendo adquirido sólidos conocimientos del idioma noruego. En definitiva, es como la fábula de la tortuga y la liebre: es mejor ir lento y seguro, que rápido y perder la carrera.

Seguro ya conoces esta fábula, ¿no? Sino, acá te la refrescamos
Seguro ya conoces esta fábula, ¿no? Sino, acá te la refrescamos

Por eso, nuestro consejo es: que no te gane la ansiedad. Considérate satisfecho si puedes mantener un hábito a largo plazo: esa es la verdadera clave para aprender noruego o cualquier idioma.

Estos son algunos comentarios de nuestros alumnos que eligen aprender pocas palabras por día para mantener un ritmo constante de aprendizaje:

Juan Carlos – “Me gusta el sistema de repetición diario ya que me ayuda a guardar todas las palabras en mi memoria a largo plazo”

Cristina – “Pienso que este curso me está motivando a aprender el idioma por que te hace ver que casi sin esfuerzo, sólo repitiendo, puedes aprender rápido y muy fácil.”

Una recomendación: aumenta paulatinamente el tiempo que le dedicas al estudio, siempre y cuando puedas mantener ese aumento con el correr de los días.

Puedes encontrar distintas ideas para aprender noruego en nuestro blog, donde hablamos sobre el tiempo que se tarda en aprender noruego y te brindamos distintos consejos.

Otras ideas útiles:

1) Lleva un diario de tu aprendizaje donde registres la cantidad de tiempo que le has dedicado al estudio y si has podido cumplir o no con tu meta diaria.

curso de noruego
Nuestro curso te notificará cada vez que hayas alcanzado tu límite diario de palabras

2) Presta atención a las herramientas que te provee nuestro curso para estar al tanto de cuántas palabras nuevas has aprendido, y cuándo debes volver a repasarlas para no olvidarlas.

¿Tienes dudas? ¿Sugerencias? ¿Quieres compartir con nosotros tu técnica de estudio? ¡Escríbenos!


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones:

¿Cuánto tiempo se tarda en aprender noruego?

Son varios los alumnos e interesados los que nos escriben con esta pregunta. Muchos de ellos ya consiguieron un trabajo en Noruega y otros lo están buscando, o son estudiantes o simplemente, amantes del idioma nórdico. Cualquiera sea el caso, es común que todos quieran saber cuánto se tarda en aprender noruego y llegar a tener un nivel “aceptable*”. Bueno, no es algo tan sencillo de responder, pero en este post vamos a intentar echar algo de luz al respecto.

*Aceptable en función de las necesidades de cada estudiante y los objetivos que se plantea.

Motivación

Antes que nada… hay algo que es clave: la motivación. Sin motivación, va a ser difícil estar aprendiendo un idioma durante varios meses. Así que pregúntate: ¿por qué quieres aprender este idioma? ¿cuál es tu urgencia, si es que la hay, para aprenderlo?

  • ¿Necesitas saber noruego para un viaje previsto y quieres ir sin miedo de no poder comunicarte?
  • ¿Sientes que es necesario saber noruego para progresar en tu trabajo?
  • ¿Deseas emigrar a Noruega para conseguir un nuevo trabajo y poder ofrecerle un mejor futuro a tu familia?
  • ¿Ya estás instalado en Noruega pero necesitas mejorar tus habilidades idiomáticas para poder integrarte mejor en la sociedad?
  • ¿Tienes amigos o familia en Noruega y te gustaría poder tener una conversación con ellos?
  • ¿Vas a estudiar alguna carrera en Noruega?
  • ¿Simplemente eres fanático de la cultura noruega?

¿Cuál es tu motivación?

Lo más importante primero

Para aprender noruego o cualquier idioma, hay que saber ordenarse, así que primero lo primero: los sonidos. Si logras aprenderlos correctamente al principio, luego te será mucho más fácil memorizar nuevas palabras. Es decir, que si logras esto, tardarás menos en aprender noruego.

Paciencia

Ya que llegar a un buen nivel de noruego es un objetivo que puede tomar varios meses, es importante ponerse metas posibles de lograr. El error más común es que muchos de nuestros alumnos empiezan el curso con demasiado empeño y dedicación. Ahora, ¿eso está mal? No necesariamente. Pero nuestro consejo es que siempre vayan despacio, con una meta más baja de lo que crees que eres capaz de hacer. Tu meta no debe ser aprender un montón de palabras lo más rápido posible, sino crear un hábito. Y eso es lo más difícil de lograr, pero al mismo tiempo, es la clave para aprender noruego, piano, surf o lo que sea. Más info sobre esto en nuestro post sobre los 5 retos para los hispanohablantes que quieren aprender noruego.

Ejemplos de escenarios

Generalmente, para llegar a dominar un nivel A2, que es el que se necesita para trabajar en Noruega, se tardan aproximadamente entre 4 y 14 meses de estudios periódicos. Todo depende de tu esfuerzo diario. Aquí hay algunos ejemplos de esto en la página de nuestro curso:

Estudiar un poco cada día

  • A1 en 2 meses: 17 palabras/día
  • A1 en 3 meses: 11 palabras/día
  • A1 en 5 meses: 7 palabras/día

Estudiar 5 días por semana (p.ej. lunes – viernes)

  • A1 en 3 meses: 17 palabras/día
  • A1 en 4 meses y medio: 11 palabras/día
  • A1 en 7 meses: 7 palabras/día

Pero ojo: no solo hay que aprender nuevas palabras, sino repasar las que hayas aprendido los días previos. Este proceso permite fijar en la memoria, de forma paulatina y sostenida en el tiempo, los conocimientos.

En nuestro curso te ayudaremos con esto. Cuando vayas completando las lecciones en la página web o la aplicación móvil, tu nuevo vocabulario se guardará automáticamente dentro de la página “Mi vocabulario”:

"Tu Vocabulario"
Funcionalidad “Mi Vocabulario”

 

El Curso te ayudará a saber cuando es tiempo de revisar palabras ya vistas, y te notificará cada vez que estés a punto de olvidar palabras que aprendiste anteriormente.
Si tienes más dudas o preguntas sobre esto, ¡no dejes de escribirnos! Estamos para ayudarte 🙂


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones:

¿Es el noruego el lenguaje del amor?

A Frog in the Fjord  es el blog de una inmigrante francesa en Noruega que se describe a sí misma como una “observadora de los noruegos”. En sus posts, ella relata no solo su experiencia viviendo en este país, sino también las cosas que le llaman la atención sobre idioma noruego y por supuesto, sus habitantes. 

Nos encantan sus escritos y ella nos dejó traducirlos para que nuestros lectores hispanos también puedan disfrutarlos. Hoy presentamos: “¿Es el noruego el lenguaje del amor?”. Puedes leer la versión original en inglés aquí. ATENCIÓN: Nosotros NO tenemos derechos sobre este texto, SOLO lo tradujimos con el permiso de su autora.

Cuando hablo en francés con alguien que claramente no entiende este idioma, casi siempre me dice: “aaaaaaaamo el francés, es un lenguaje tan romántico”. Es obvio que no entendió que nuestra conversación  era sobre ir a la tienda a comprar brócoli y cebollas.

No creo que exista tal como como un lenguaje que sea “El lenguaje del amor”. En el idioma noruego, como en cualquier otro lenguaje, uno puede encontrar muchísimas palabras para expresar amor, nostalgia, deseo, o lo que sea. Aquí hay algunos tips para aquellos que quieran entender el costado romántico de esta lengua.

Ahora bien, como los noruegos tienen cierta dificultad y timidez a la hora de expresar un sentimiento tan fuerte como el amor, hay por supuesto algunas sutilezas complicadas en este terreno.

Tres maneras de expresar el amor

Hay tres maneras de expresar el amor o el cariño en Noruega:  

  • “Jeg liker deg”
  • “Jeg er glad i deg”
  • “Jeg elsker deg”

Al parecer, la primer forma es la más “débil” (eg liker deg/ham/henne), pero también es la que más se usa. Puedes usar esta expresión para hablar de un sentimiento no tan fuerte hacia gente no muy cercana. De hecho, se puede usar perfectamente para hablar de una persona famosa a la que uno nunca ha conocido, una banda de música, una canción, etc.

“Jeg er glad i deg” es algo que le puedes decir a tu círculo cercano: tus mejores amigos, tu pareja (es más “fácil” de decir que “Jeg elsker deg”). La línea que separa el uso de “Jeg liker deg” y “Jeg er glad i deg” todavía resulta un poco confusa para mí. Según un amigo mío, “Jeg er glad i deg” significa algo así como “te quiero”.

Pero aquí es donde comienzan los problemas. Si crees que “Jeg elsker deg” tiene el mismo significado que “te amo/te quiero”, entonces, te estás confundiendo. “Jeg elsker deg” se usa MUY raramente y sólo en situaciones puntuales que implican expresar un sentimiento de amor MUY fuerte, mucho más fuerte que un simple “te amo/ te quiero” español.

Entonces, ¿cómo saber que alguien te “ama” realmente? “Du burde vite det” (uno lo debería saber) es la respuesta que me dan generalmente. Ok,genial. El amor en Noruega se basa en la presunción de que alguien sabe lo amas y entonces él o ella te ama en retribución.Creo que esto es en realidad una excusa para que las personas mantengan sus sentimientos profundos lo más enterrados posible en vez de intentar expresarlos de alguna forma. Es como que ellos dicen: “¿Por qué debería decirte que te amo, cuando ya te he dado algunas palmadas cariñosas en la espalda y eso ya es un signo suficiente para que tú te des cuenta?”. Ese sería el criterio en este caso (o guiñar un ojo, o hacer cualquier otro gesto raro y confuso).

¿A quién le debes decir Jeg elsker deg?

Recuerdo un día que estaba en Inglaterra, en Tesco, y una mujer regordeta de 55 años de edad me dijo: “Hola amor, ¿qué puedo hacer por ti? (Hva i helvete)”. ¿¿AMOR?? ¡Ni siquiera la conocía! De alguna manera, los noruegos usan la palabra “amor” de una forma diferente que “elske”. Esa palabra (elske) solo queda reservada para aquellos seres queridos que están tan cerca del corazón de una persona, que uno seguramente moriría por ellos: estamos hablando de esposas, maridos o hijos. PUNTO FINAL.

Pero incluso aquellos que realmente se “elske” (se aman), no lo dicen tan a menudo, porque sería un poco extraño. De hecho, existe una broma en Noruega que es así: una mujer se quejaba de que su marido no le decía “Jeg elsker” lo suficiente; entonces, él le respondió: “ya te lo he dicho una vez. Te haré saber si cambio de opinión”. Así que ya sabes cómo matar el romanticismo usando una sola frase: simplemente, llama a un noruego.

Basándonos simplemente en esto, es difícil decir que el noruego, o al menos el bokmål, es el lenguaje del amor.

Otras maneras de decir Te quiero

A pesar de lo que dijimos antes, hay muchas palabras noruegas que tienen que ver con el amor y los sentimientos: “kjærlighet” (el amor como sustantivo), “følelser” (sentimientos), “ønske å” (deseo), “forelska være å” (estar enamorado), “kjærlighet ved første blikk” (amor a primera vista), “ømhet” (ternura), “kjæreste” (novio / a).

Å være kjæreste en Noruega es una relación mucho más fuerte que la de una pareja de  novios en Francia, por ejemplo. En Noruega, ser “kjæreste” es un asunto muy serio y puede tardar siglos antes de que eso suceda.

Otra cosa divertida: el uso de “kjære”. Uno podría pensar que “Kjære” significa “Estimado”, como el “estimado” que escribirías al principio de una carta (Estimada Anna). Pero en realidad, “kjære” es una palabra que se usa solo para los seres queridos. Por eso, si le escribes un mail a tu abogado empezando con “kjære” puede resultar un MUY extraño.

¿Cómo amar en nynorsk?

En nynorsk, el amor no es kjærlighet, sino kjærleik (que significa al mismo tiempo “amor” y “juegan juntos”).

El Nynorsk podría ser mucho más el “lenguaje del amor” que el bokmål.

Por otra parte, eso me hace pensar en todos los marineros que navegaron alguna vez el mar de Noruega durante largos meses: dios sabe cuánto anhelo y deseo se han producido durante esos siglos en las costas noruegas.

Una palabra que tiene que ver con esto es “Hugleik”, que se traduce como “fantasía” o “juegos mentales”, pero a menudo se entiende que es una palabra en nynorsk para describir el amor.

Al parecer, hay frases con esta palabra que resultan graciosos, como por ejemplo “eg hugleikar deg av heile mi blodpumpe”, lo mismo que “eg elskar deg av heile mitt hjarte” (Te amo con todo mi corazón – en nynorsk literalmente se traduce a: “fantaseo con todo mi bombeo sanguíneo”).

Esta es una de las razones, (entre tantas otras), que me hace pensar que el nynorsk es mucho más el lenguaje del amor que el bokmål. El Nynorsk siempre parece tener formas muy coloridas e ilustrativas de decir las cosas: este dialecto se presta más a la creatividad y los juegos de palabras.Bueno, ese es mi punto de vista, en realidad, estoy muy lejos de ser una experta en nynorsk.

Apodos cariñosos en noruego

Me preguntaba cómo los noruegos se llaman entre ellos cariñosamente, y aquí hay algunas muestras: “pus” o “kosepus” (como “gatito”), Nuss (como el besito), “hjertet mitt” (mi corazón), “lille venn” (pequeño amigo) , y mi favorito: Snuppa, aunque realmente no me acuerdo qué significa significa.

“Kjerring” parece ser uno de los apodos más controvertidos; a algunas mujeres les gusta, a otras, les parece horrible. Al parecer, depende de dónde se encuentre uno y del dialecto de esa zona. Una vez más,entramos en un terreno complicado.

En francés, la gente llama a los demás “mon amour”, “mon coeur”, “mon bébé” (aunque este último es muy cursi, para mi). La gente muy, muy rara vez dice “Je t’aime” (te amo). Tal vez, no tan rara vez como los noruegos, pero no lo dicen todos días tampoco. Las mujeres francesas usualmente se quejan de que sus hombres nunca se lo dicen, y luego, cuando están borrachos, los tipos dicen eso cada 5 minutos. “Por lo menos, ¡te lo ha dicho  ti!” Sería la respuesta que me daría una amiga sobre esto.

Para concluir, el idioma noruego no es más o menos el lenguaje del amor que cualquier otro idioma. Ok, quizá no es el idioma más romántico del mundo, pero eso realmente depende mucho de cómo cada uno usa las palabras disponibles. La verdadera pregunta es: ¿son los noruegos románticos? ¡Eso lo dejamos para otro post!


Bueno amigos, hasta aquí llegó la traducción; pero habrán nuevas más adelante. ¡Esperamos que la hayan disfrutado! Cuéntanos: ¿Crees que el noruego es un lenguaje romántico?Más posts de la autora:  A Frog in the Fjord 


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones:

Una azafata nos cuenta cómo aprender noruego

Anna, una azafata alemana con máster en estudios hispánicos, nos cuenta tips e ideas para aprender noruego y no desesperarse en el intento.

Hay personas que saben dos idiomas, unas pocas tres, y son contadas las que manejan más de cuatro. Anna es una de ellas. Esta azafata alemana (que no le gusta revelar su edad exacta, pero sugiere que ronda los cincuentas) sabe más de cinco idiomas: japonés, español, italiano, francés, noruego, inglés y alemán, claro.

¿Cómo lo consiguió? Curiosidad, perseverancia y trabajando como azafata, lo que le permitió viajar por todo el mundo y conocer gente nueva constantemente. Aunque ahora reside en Nueva York, vivió cinco años en Japón, casi diez en Noruega y otros varios en España, donde se especializó en estudios hispánicos.

Un día, mientras tomaba clases en una universidad española, escuchó a un grupo de noruegos hablando. Ella no reconoció el idioma (nunca antes lo había escuchado) y enseguida se sumó a la charla. Fue así que comenzó a estudiar noruego, y tanto le gustó el idioma que decidió radicarse en el país nórdico y trabajar para la aerolínea de bandera.

¿Crees que tienes un don para aprender idiomas, o algo así?

(Risas) Un don es mucho…pero tengo facilidad, es cierto, y mi trabajo también influye. Para mi, aprender un idioma es un placer, no lo veo como algo penoso. Por eso lo disfruto. Pero entiendo que hay gente que tiene que aprender un idioma por trabajo o estudios y puede ser difícil al principio. Pero todos pueden aprender un nuevo idioma, todos, y en cualquier momento de la vida. Yo tengo más de 50 y siempre estoy aprendiendo cosas nuevas. No te creas eso de que: “si no lo aprendiste de pequeño, entonces no podrás de mayor…”. No. Eso es una excusa y una traba mental para no avanzar.

¿Cuál es la clave para aprender un idioma?

Estudiar un poco todos los días. No estudiar 18 horas un día y luego, nunca más. No. Mejor un poco todos los días. Y luego, sumergirte en el idioma.

¿Cómo se puede lograr eso?

Viendo películas, hablando con gente por Skype, escuchando canciones, leyendo más allá de los libros de texto. Conociendo no solo el idioma, sino también la cultura del país que te interesa. Y sobre todo, hablando con nativos. Hablar, hablar, hablar. Sin miedo, sin timidez. Si te equivocas, bueno, ¿cuál es el problema? Sigues y ya.

(Mira más ideas para aprender noruego de una forma divertida aquí)

¿Qué crees es lo más difícil para un hispanohablante que quiere aprender noruego y no sabe inglés?

Me imagino que pronunciar nuevos sonidos debe ser difícil, pero no es imposible. Lo importante es acostumbrar el oído y todos los días repetir lo que más cuesta. Todos los días. No me digas que no tienes 10 minutos por día para repetir algunos sonidos, porque no lo creo.

¿Qué es lo más lindo de aprender nuevos idiomas?

Poder charlar libremente con gente de otros países y darse cuenta de que, a pesar de las fronteras y las costumbres, puedes generar una conexión con personas de todo el mundo. Además, la independencia de poder viajar y sentirse más seguro, poder leer autores en su lengua nativa y sin dudas, es un diferencial a la hora de buscar trabajo. Muy grande, por cierto.

 


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones: