¿Recién empiezas a aprender noruego? Qué hacer en tu primera semana

Después de tantas vueltas, HOY te has dicho a ti mismo: “Quiero empezar a aprender noruego, y voy a empezar a hacerlo YA”. Le has contado a tus amigos, te has mentalizado, y estás con el entusiasmo por las nubes.

¡Muy bien! ….¿y ahora?

Las primeras semanas de tu aprendizaje son clave, porque son tu primer contacto con el idioma y con la metodología de estudio. Aquí tenemos algunas ideas para que puedas aprovecharlas al máximo.

  1. MENTALIZATE. Tú puedes lograr lo que quieras. Hay miles de hispanohablantes que saben hablar noruego, como así también hay noruegos que hablan español a la perfección. Tú no eres distinto a ellos. Tú tienes todo lo que necesitas para lograrlo, así que mentaliza eso: ¡y no lo pierdas de vista!
  2. CONTROLA tu ansiedad. Así como dijimos que aprender noruego NO es imposible, y que todos pueden hacerlo, no lo vas a lograr de un día para el otro. (¡Esperamos no haberte desilusionado…pero es la verdad! Los primeros días seguro estás muy motivado: la clave es que ese entusiasmo NO decaiga. ¿Cómo? 
  3. CREANDO UN HÁBITO. Visualiza tu semana, y organízate. Encuentra un momento que puedas dedicarle todos los días a tus lecciones. Prueba distintos horarios hasta que encuentres el que calza mejor. Es mejor que sea poco tiempo: no te sobrecargues, recuerda que aprender un idioma es un proceso de varios meses, y necesitas encontrar un espacio de tiempo que te sea cómodo y que puedas mantener a lo largo de varias semanas. Acá te contamos más sobre la importancia de crear una rutina de estudio.
  4. VISUALIZA tu progreso. Una vez por semana, revisa lo que has aprendido durante ese tiempo, y planifica tus objetivos para tu próxima semana.
  5. ACEPTA las dificultades. Una de las cosas más difíciles al principio es la pronunciación. No luches contra eso. Acepta las dificultades como una parte más del proceso. Y si estás nervioso (¡puede pasar!), recuerda el punto Nº2. 
  6. PIENSA en noruego, y no solo cuando estás haciendo tus lecciones. Pequeños pasos pueden ser una gran diferencia. ¿Te animas a setear tu teléfono o tu tableta, en noruego, por ejemplo? ¿O tal vez escribir tu lista de compras en noruego? 
  7. CONOCE MÁS sobre Noruega y su cultura. Un idioma dice mucho de un país y de su gente. Conocer más sobre este lugar, sus tradiciones, su historia y sus paisajes seguro te va a entusiasmar y va a hacer que aprecies el idioma desde una perspectiva más profunda. Y hablando de cultura…
  8. ESUCHA, LEE E INVESTIGA acerca de la música, las películas y la literatura noruega. Ver videos y escuchar canciones en noruego es fantástico para afinar de a poco tu oído, y además, te va a sumergir en la cultura noruega desde distintas perspectivas. La idea es que encuentres lo que te gusta, y lo traslades al noruego: por ejemplo, si te gustan los cómics, anímate a buscar dibujantes noruegos y ver qué tipo de trabajos hacen. Más allá de que entiendas las viñetas o no (seguramente al principio no entenderás mucho), lo interesante es que vayas haciendo de a poco una inmersión cultural, para que tu aprendizaje no se limite a seguir lecciones.
  9. DISFRUTA el viaje.

¡Buena suerte!


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones:

Que la pronunciación no haga que aprender noruego sea un camino cuesta arriba

A la hora de aprender noruego, la mayoría de nuestros alumnos nos escriben contándonos que la pronunciación les da dolor de cabeza. Y esto es totalmente normal: al principio del aprendizaje, diferenciar los nuevos sonidos es más difícil para algunos que otros, pero la regla general es que es un tema que suele traer complicaciones.

 

Esto es así porque el noruego tiene varios sonidos que no existen en el español, y que para colmo, son bastante parecidos. Entender esto desde el momento 0 es fundamental para evitar frustraciones: esta etapa es normal, y todos tienen que atravezarla. No es sencillo pero tampoco imposible…¡y cualquiera puede hacerlo!el que abandona no tiene premio

Todo está en tu cerebro: literalmente. Si te enfrentas a sonidos que nunca antes has escuchado, lo normal es que tu mente no registre las sutilezas entre ellos.

Es decir: si estás haciendo una lección donde la tarea es, por ejemplo, diferenciar entre los sonidos noruegos de la ‘u’ y la ‘o’, y para ti suenan exactamente iguales, esto es totalmente normal. No significa que estés haciendo nada mal, de hecho, es esperable que pases por este proceso. Como tu mente está programada para escuchar y entender el español, para superar esta etapa solo tienes que “reprogramarla” para que esté en “modo-noruego”.

La clave principal, a la hora de aprender noruego, es no desesperarse. Si te sientes nervioso, o si crees que NUNCA vas a registrar bien estos sonidos nuevos, NO abandones, y recuerda que cuando tu oído se acostumbre a ellos, verás que el aprendizaje se vuelve mucho más sencillo.

pares mínimos

¿Qué puedes hacer para superar esta primera barrera? Practicar y practicar con pares mínimos y repitir lo que has aprendido hasta que te acostumbres a los nuevos sonidos y logres diferenciarlos. En nuestro curso usamos lecciones interactivas para practicar los pares mínimos. Cuanto más uses esta herramienta verás que, poco a poco, tu habilidad para reconocer estos sonidos mejorará notablemente.

Otro punto importante: ¡crea un hábito de estudio, y haz de tus lecciones una rutina!

¿Qué NO hacer?

Seguir por otro tema. Empezar por los sonidos es clave para construir una base idiomática sólida…¡sobre los sonidos se construye el lenguaje!. Si dominas esto, avanzar con el resto de los temas te será mucho más fácil.

Como dijimos al principio, solamente tienes 50% de chances, al principio, de diferenciar los nuevos sonidos. ¡Ver el vaso medio lleno o medio vacío depende de ti! Nosotros elegimos ver lo que ya tienes ganado porque, vamos…¡ningún escalador con una visión negativa ha llegado alguna vez al Everest!


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones:

Aprender noruego usando Pares Mínimos: cómo ganarle a la “letra fantasma”

¿Sabías que los esquimales distinguen hasta 30 tonos distintos de blanco para la misma palabra?  En cambio, para la mayoría de nosotros, solo hay un tipo de blanco; o a lo sumo, existe el color “manteca”, que muchos amantes de la moda y de los colores sabrán distinguir.

Ahora, tal vez estés pensando: ¿qué tiene que ver esto con aprender noruego? En realidad, sirve como un ejemplo para explicar que lo mismo ocurre con los sonidos. En el noruego existen sonidos que, en el español, directamente no existen. Eso significa que como no los pronuncias ni los escuchas, a momento de aprenderlos, puedes tener la sensación de no registrarlos, o confundirlos con otros. Es decir: tu oído no está acostumbrado a la sutilezas de ese sonido, al mismo tiempo que tampoco estarías acostumbrado a  distinguir distintos tonos de blanco, si quieres compararte con un esquimal.

Pero nuestros alumnos no son los únicos que pasan por este problema. Los japoneses que quieren aprender español también tienen que enfrentar el mismo desafío. En japonés, casi no hay palabras con “r”. Por eso, cuando aprenden español, suelen “intercambiar” la “r” por la “l”, que es una letra que “se parece” a la “r”, y que está muy presente en su idioma.

¿Qué es lo importante de esto? Que si desde el principio no aprendes a “detectar” estas sutilezas, te será mucho más difícil “destrabar” los conocimientos del noruego, para poder aprenderlo con fluidez.

Ok, aprender a detectar sonidos que nunca escuchaste no es fácil…¡pero tampoco imposible!

Muchos científicos estudiaron este fenómeno, intentando comprender por qué a los japoneses les cuesta pronunciar la “r”. A partir de distintos estudios, concluyeron que dos bebés de cualquier país del mundo tienen la misma capacidad para detectar los dos sonidos…sin embargo, cuando crecen, esta habilidad desaparece. Por eso, para los japoneses, es como si la “r” no existiera. Entendido de otro modo, es como si para ellos la “r” fuera una letra fantasma. Está ahí pero…¡al mismo tiempo, es como si no existiera!

El fenómeno de la letra "fantasma": existe, pero es como si no estuviese.
El fenómeno de la letra “fantasma”: existe, pero es como si no estuviese.

¿Cómo sigue esta historia? Las universidades Stanford y Carnegie Mellon hicieron una investigación con un grupo de japoneses adultos. Les pidieron que se pongan auriculares y escucharan las palabras “rock” y “lock” muchas veces. Sin embargo, no fueron capaces de diferenciar los sonidos. Pero, con otro grupo de japoneses hicieron lo siguiente: después de cada pronunciación, la persona pulsaba una respuesta y recibí una corrección inmediata. Después de una hora, este grupo había entrenado su cerebro a diferenciar entre ‘l’ y ‘r’. Esa misma técnica es la que usan nuestros estudiantes para mejorar la pronunciación…¡a continuación te explicaremos de qué se trata!

¿Qué pasa con las personas que quieren aprender noruego por primera vez?

Uno de sus mayores desafíos es lograr captar auditivamente las sutilezas de los sonidos, sobre todo aquellos que no existen en español.

Por ejemplo:

– æ/a: ‘æ’ suena como una ‘a’
– y/i: ‘y’ suena como una ‘i’
– ø/å: ‘ø’ suena como una ‘å’
– u/o: ‘u’ suena como una ‘o’

Para lograr superar este reto, les recomendamos usar pares mínimos. ¿Qué es? Básicamente, es la misma técnica del experimento universitario que te contamos más arriba, en este artículo. Se trata de un método que usamos en nuestro curso para que los estudiantes logren familiarizarse con sonidos que no existen en español: básicamente, consiste en escuchar dos palabras distintas con diferencias muy sutiles.

Puedes conocer más sobre los pares mínimos en nuestro post sobre cómo mejorar la pronunciación. Aquí hay, además, muchísimos consejos para que tu proceso de aprendizaje no sea difícil ni tedioso.

Pero lo mejor que puedes hacer para conocer los Pares Mínimos, es experimentarlos tú mismo…¿Te animas a hacerlo ahora? Escucha las siguientes parejas de palabras y entenderás rápidamente de qué se trata.

nyttig/nitti


være/vare


du/do


født/fått


før/får


her/har


hus/hos


ny/ni

¿Quieres ponerte a prueba con los pares mínimos? ¡Haz una prueba de sonido y desafíate a ti mismo practicando los sonidos noruegos!


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones:

Pronunciación en Noruego

Aquí te contamos algunas reglas y técnicas a tener en cuenta a la hora de practicar la pronunciación en Noruego:

Una cosa es saber entender y leer en noruego, y otra muy diferente es saber HABLAR en noruego, reconociendo las distintas pronunciaciones de este idioma tan nórdico y vickingo que puede ser difícil al principio. Para empezar, el abecedario noruego tiene 29 letras, dos más que el idioma español. Aunque en este alfabeto la Ñ española no existe, hay una serie de letras nuevas: el abecedario noruego 9 vocales…¡Y muchas de ellas suenan de una manera totalmente nueva y diferente! Veremos a continuación algunos de estos puntos básicos:

Æ, Ø, Å

Æ, Ø, y Å: Las tres son vocales y suelen ser difíciles de pronunciar para españoles. Aquí tenéis unos trucos:

  • Æ
    • Se pronuncia como ae en “aereo”
    • Ejemplo: “Jeg lærer norsk.” – “Aprendo noruego.”
  • Ø
    • Se pronuncia como como una “eu” francesa
    • Ejemplo: “Han drikker øl.” – “Él bebe cerveza.”
  • Å
    • Se pronuncia como la ‘o’ en “sol”

Ejemplo: “Nå leser jeg en bok.” – “Ahora leo un libro.”

En este video puedes aprender más sobre las similitudes y semejanzas de El alfabeto noruego con el Español, para conocer y reconocer las diferentes pronunciaciones de una manera muy divertida.

H

El fonema “H”, es una “H” aspirada en noruego.

Ejemplo: å hete – llamarse

O

La ‘o‘ en noruego se pronuncia como la ‘u’ en español.

Ejemplo: onsdag – miércoles

S

Las palabras que empiezan por “S” son complicadas para los hispanohablantes, ya que nos cuesta trabajo pronunciarlas y tendemos a poner una “e” delante. Hay que pensar que estamos haciendo callar a alguien. Cuando pronunciamos “spise” (comer), muchos hispanohablantes dicen “e-spise”. Pero en noruego hay que quitar el “e” delante del “s”.

Ejemplos:

  • Spania – España
  • snakke – hablar
  • spise – comer

U

El fonema “U” es como si pronunciáramos una “u” poniendo los labios para pronunciar una “i”: Ü

Ejemplo: Hun snakker – Ella habla

En este video explicamos cuál es la diferencia entre ‘u’ y ‘o’ en noruego:

La vocal 'u'

Para continuar practicando la pronunciación en noruego, no dejes de visitar nuestro sitio web Curso Noruego, donde encontrarás muchísimo material On-line para que puedas comenzar a dominar este idioma con seguridad de una manera rápida y sencilla; pronto verás que no es una empresa imposible, sino una meta que cualquier, con un poco de paciencia, puede superar.


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones: