¿Estás buscando trabajar en Noruega como profesional de la salud?

No eres el único que busca trabajar en Noruega como profesional de la salud. Según la nota “Los 20 profesionales extranjeros más buscados”, de la BBC, Noruega necesita odontólogos, médicos, psicólogos, radiólogos, farmaceutas, y sobre todo, enfermeros: una de las profesiones más demandadas en los últimos diez años. Si te estás preguntando el por qué de tanta urgencia por este tipo de profesiones, la respuesta está en la demografía noruega: la alta expectativa de vida nórdica requiere más trabajadores de la salud; y aunque la enfermería es un trabajo popular – sobre todo entre las mujeres noruegas – la oferta no es suficiente para cubrir la demanda.

Campaña del gobierno para atraer más enfermeros y enfermeras:

Pero, ¿qué es lo que le atrae tanto a los nórdicos de los enfermeras y los enfermeros españoles o latinoamericanos?  “La experiencia que tenemos es que tienen un amplio conocimiento académico y una buena actitud. Además, tienen fama de ser buenos profesionales, trabajadores, flexibles y que se interesan por su profesión”, aseguran en Centric Care, una empresa que se especializa en la dotación de centros médicos nórdicos con trabajadores extranjeros.

Por otro lado, para los profesionales españoles y latinoamericanos, es tentador insertarse en un mercado donde esta sacrificada profesión es valorada económica y socialmente. Lamentablemente, la enfermería (una profesión rigurosa y exigida) es un trabajo desvalorizado en varios países de habla hispana. Sin embargo, en Noruega, el salario promedio es de aproximadamente 39.472 (datos de la BBC); además, los enfermeros extranjeros “obtienen la seguridad de un sueldo estable y continuidad laboral” y tienen los mismos derechos que los profesionales nativos: “horas semanales, vacaciones, horas extra, etc”, afirma la nota “La enfermería española conquista a los nórdicos”.

Las enfermeras y enfermeros españoles y latinoamericanos son valorados en Noruega, y tienen los mismos beneficios que los profesionales nativos.
Las enfermeras y enfermeros españoles y latinoamericanos son valorados en Noruega, y tienen los mismos beneficios que los profesionales nativos.

Por otro lado, las trabajadoras que, además, son madres, gozan de beneficios laborales como parte de una política noruega para aumentar el número de mujeres dentro de en la fuerza de trabajo.

Además, como empleado extranjero también tienes la posibilidad de pagar un 10%  menos de tu ingreso bruto en impuestos a través de un programa llamado “standardfradrag” (deducción por defecto). Ojo: si quieres tener este beneficio (seguramente sí), tienes que demandarlo cuando rellenes tu declaración de impuestos. En otras palabras: esta deducción no viene por defecto; tienes que “activarla” tú mismo.

Sin embargo, trabajar en noruega no es tan sencillo a pesar de la demanda. (Pero tampoco es imposible). Antes de armar las maletas, ten en cuenta lo siguiente:

  • De ninguna forma saber inglés es suficiente para conseguir trabajo en Noruega. “En Noruega la Enfermería se desarrolla desde un punto de vista más holístico y la comunicación es una parte muy importante”, destacan en Centric Care. Por eso, antes de empezar a aplicar, asegúrate de tener un buen nivel de noruego (un certificado B2 es una de las exigencias). En nuestro blog te contamos por qué es importante aprender noruego antes que empezar tu búsqueda laboral.
  • No solo tienes que tener los estudios competentes para desarrollarte en tu especialidad, sino que también necesitas una autorización para ejercerla validada por el estado noruego. (Ten en cuenta que este permiso puede tomar cuatro meses si has estudiado fuera UE). Para más información, entra aquí.
  • ¡No vayas a Noruega a “lanzarte a la aventura”! Ten en cuenta que vivir allí es caro, y puedes dilapidar todos tus ahorros mientras buscas un trabajo y un lugar para establecerte. En nuestro blog tenemos algunos consejos para buscar trabajo en noruega sin frustrarte en el intento.

Ahora tal vez te estés preguntando… ¿y cuáles son los requisitos para trabajar en Noruega?

Los permisos de residencia son un mundo aparte, y podríamos escribir 10 entradas solo hablando sobre este tema. Si estás interesado, te invitamos a revisar el sitio web de las embajadas de Noruega. Te recomendamos:

Embajada de Noruega en España

Embajada de Noruega en Argentina

¿Te quedaste con ganas de leer más sobre este tema? ¡Síguenos en el blog y en nuestras redes sociales, y pronto te sorprenderemos con testimonios de hispanohablantes que consiguieron su tan ansiado trabajo en Noruega!

 

¡Mucha suerte!


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones:

Eirin: Una noruega en Argentina

Ella es Eirin. Como cualquier chica de Buenos Aires, padece el tráfico porteño y disfruta desayunando un café con leche y medialunas en el bar de la esquina. Es hincha de Racing, vive en el debate constante entre comer o no comer tanta carne, y cuando no está trabajando desde su casa en Villa Crespo, sale a dar una vuelta por la ciudad. Hasta acá, podría ser como cualquier otra porteña; pero con la diferencia de que Eirin es Noruega, y encontró en Argentina su nuevo lugar en el mundo.

Y decimos ‘nuevo’ porque Eirin es una nómade: a los 17, se animó a estudiar todo un semestre en Panamá, cuando solo sabía decir dos frases en español: “Hola, yo soy Eirin” y “¿Puedes prestarme una toalla?”.  Ahora, habla el idioma de Cervantes con fluidez, y a veces, hasta se le escapa un:“che, boludo”. Pero Panamá fue solo el puntapié: su carrera como licenciada en Ciencias Políticas -y su pasión por las diversas culturas del mundo- la llevaron a instalarse en distintos países del globo; y desde hace tres años, Argentina es su casa.

Pero, ¿qué hace una noruega en el país más austral? Vimos su video contando un poco más su experiencia, y nos gustó tanto, que quisimos entrevistarla:

CN: ¿Cómo es pasar de Noruega a Argentina?

E: Casi todos los noruegos lo dicen: es quinientas mil veces más fácil ir de Noruega a Argentina, que al revés.

CN: ¿Por qué?

E: Porque acá es una ciudad grande y podés hacer lo que quieras, la gente de acepta y hay muchos estilos de vida distintos…En Noruega, en cambio, las personas son un poco más cerradas, y la cultura es bastante homogénea, como una “monocultura”. Además, hay una idea muy rígida de cómo deben hacerse las cosas. Por ejemplo: “todos los bebés tienen que dormirse a las siete de la noche”. Si tu bebé se duerme más tarde…¡todo mal!

CN: ¿Qué recomendación le darías a nuestros estudiantes que quieren ir a trabajar a Noruega, y quieren integrarse en la sociedad?

E: Con respecto a la parte emocional, es importante prepararse un poco. Ir sabiendo que la vida es muy diferente, la cultura es muy distinta; por ejemplo, después de las seis de la tarde y los domingos está todo cerrado. Además, aunque tengas un buen sueldo, salir a comer es muy caro.  Entonces, la gente no va todos los días al café de la esquina a desayunar. Hay que saber que hay que acostumbrarse a un estilo de vida más frío, y eso no es fácil.

Por otro lado, los noruegos tienen esa cosa de que no están tan interesados en conocer gente nueva…¡la mayoría sigue siendo amiga de sus compañeros del jardín! Así que es un poco difícil meterse en un nuevo grupo. Por eso, lo que siempre se puede hacer es meterse en grupos, en actividades donde todos tengan intereses en común. También hay muchos grupos de latinos en Noruega.

CN: ¿Cómo fue tu experiencia como nativa noruega para aprender español?

Creo que tuve la mejor experiencia. Cuando fui a Panamá, con 17 años, vivía en una ciudad pequeña sin extranjeros, y nadie hablaba inglés. Y yo sólo sabía dos frases en español. Pero me gustó el desafío. Y después de unas semanas, fui a una reunión de otros alumnos extranjeros, y ya podía decir cosas más complejas, podía tomarme el transporte público sola e indicarle al chofer dónde me bajaba. Yo nunca tomé un curso de español, pero estando tan inmersa, el aprendizaje fue muy rápido. Pero todavía hay cosas que no puedo decir bien, y algunas construcciones de condicionales me resultan difíciles.

CN: ¿Sentís que tenés una predisposición para aprender fácilmente idiomas?

En realidad, creo que cualquier persona puede aprender un nuevo idioma; pero a algunos les cuesta más, y también tiene que ver con la personalidad. Yo soy muy extrovertida, me encantan los idiomas, hablar, contar historias, me gusta entender el humor de los lugares a los que voy.

CN: ¿Cuál sería tu consejo para alguien que quieren aprender un nuevo idioma?

E: Nunca tengan miedo. Está perfecto decir cualquier cosa mal, lo importante es decirlo, en algún momento te vas a hacer entender. Yo sí creo que tengo una facilidad, pero no tener miedo y querer comunicarse es mi mejor consejo.

CN: Y, ¿cuál es tu consejo específicamente para los hispanohablantes que quieren aprender noruego?

E: Yo siempre digo tres cosas. Primero, fijarse muy bien en no pronunciar las D que no hay que pronunciar, eso es uno de los errores más comunes de los estudiantes. Después, practicar los sonidos que no existen en español, como la “U”. Y tercero, aprender desde el primer día dónde poner bien el verbo y el sustantivo en una oración, que no funciona igual que en español.

CN: ¿Cuál es la mejor forma para no frustrarse al principio?

E: Siempre va a ser frustrante. Yo acabo de hacer un año de hebreo, y fui casi la peor. Pero si uno lo quiere, lo va a hacer. Además, el aprendizaje de los idiomas es como subir una escalera, no es una línea recta. Uno puede sentir que no avanza, y un día, de golpe, ya está hablando. Es un proceso en etapas. Así que hay que ser paciente; no es fácil para nadie el noruego, salvo para los suecos. Y si ya están viviendo allá, que no se frustren si sienten que la gente no quiere practicar.

CN: ¿Cómo es eso?

E: En Noruega, si sienten que no hablás tan bien en noruego, cambian enseguida al inglés…o incluso al español. Ahora, en noruega, está muy de moda la cultura latina y aprender español, las clases de salsa, de tango, de flamenco. Y los noruegos van a querer practicar el español que están aprendiendo en sus cursos.

CN: ¿Qué es lo que más te gusta del idioma español?

Me gusta que se pueden decir las cosas de muchas maneras distintas, es un idioma muy rico, tiene muchísimas más palabras que en noruego no existen, ¡y nunca voy a terminar de aprenderlas!
¡Gracias Eirin! ¡Nos encantó charlar contigo!


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones:

Aprender noruego usando Pares Mínimos: cómo ganarle a la “letra fantasma”

¿Sabías que los esquimales distinguen hasta 30 tonos distintos de blanco para la misma palabra?  En cambio, para la mayoría de nosotros, solo hay un tipo de blanco; o a lo sumo, existe el color “manteca”, que muchos amantes de la moda y de los colores sabrán distinguir.

Ahora, tal vez estés pensando: ¿qué tiene que ver esto con aprender noruego? En realidad, sirve como un ejemplo para explicar que lo mismo ocurre con los sonidos. En el noruego existen sonidos que, en el español, directamente no existen. Eso significa que como no los pronuncias ni los escuchas, a momento de aprenderlos, puedes tener la sensación de no registrarlos, o confundirlos con otros. Es decir: tu oído no está acostumbrado a la sutilezas de ese sonido, al mismo tiempo que tampoco estarías acostumbrado a  distinguir distintos tonos de blanco, si quieres compararte con un esquimal.

Pero nuestros alumnos no son los únicos que pasan por este problema. Los japoneses que quieren aprender español también tienen que enfrentar el mismo desafío. En japonés, casi no hay palabras con “r”. Por eso, cuando aprenden español, suelen “intercambiar” la “r” por la “l”, que es una letra que “se parece” a la “r”, y que está muy presente en su idioma.

¿Qué es lo importante de esto? Que si desde el principio no aprendes a “detectar” estas sutilezas, te será mucho más difícil “destrabar” los conocimientos del noruego, para poder aprenderlo con fluidez.

Ok, aprender a detectar sonidos que nunca escuchaste no es fácil…¡pero tampoco imposible!

Muchos científicos estudiaron este fenómeno, intentando comprender por qué a los japoneses les cuesta pronunciar la “r”. A partir de distintos estudios, concluyeron que dos bebés de cualquier país del mundo tienen la misma capacidad para detectar los dos sonidos…sin embargo, cuando crecen, esta habilidad desaparece. Por eso, para los japoneses, es como si la “r” no existiera. Entendido de otro modo, es como si para ellos la “r” fuera una letra fantasma. Está ahí pero…¡al mismo tiempo, es como si no existiera!

El fenómeno de la letra "fantasma": existe, pero es como si no estuviese.
El fenómeno de la letra “fantasma”: existe, pero es como si no estuviese.

¿Cómo sigue esta historia? Las universidades Stanford y Carnegie Mellon hicieron una investigación con un grupo de japoneses adultos. Les pidieron que se pongan auriculares y escucharan las palabras “rock” y “lock” muchas veces. Sin embargo, no fueron capaces de diferenciar los sonidos. Pero, con otro grupo de japoneses hicieron lo siguiente: después de cada pronunciación, la persona pulsaba una respuesta y recibí una corrección inmediata. Después de una hora, este grupo había entrenado su cerebro a diferenciar entre ‘l’ y ‘r’. Esa misma técnica es la que usan nuestros estudiantes para mejorar la pronunciación…¡a continuación te explicaremos de qué se trata!

¿Qué pasa con las personas que quieren aprender noruego por primera vez?

Uno de sus mayores desafíos es lograr captar auditivamente las sutilezas de los sonidos, sobre todo aquellos que no existen en español.

Por ejemplo:

– æ/a: ‘æ’ suena como una ‘a’
– y/i: ‘y’ suena como una ‘i’
– ø/å: ‘ø’ suena como una ‘å’
– u/o: ‘u’ suena como una ‘o’

Para lograr superar este reto, les recomendamos usar pares mínimos. ¿Qué es? Básicamente, es la misma técnica del experimento universitario que te contamos más arriba, en este artículo. Se trata de un método que usamos en nuestro curso para que los estudiantes logren familiarizarse con sonidos que no existen en español: básicamente, consiste en escuchar dos palabras distintas con diferencias muy sutiles.

Puedes conocer más sobre los pares mínimos en nuestro post sobre cómo mejorar la pronunciación. Aquí hay, además, muchísimos consejos para que tu proceso de aprendizaje no sea difícil ni tedioso.

Pero lo mejor que puedes hacer para conocer los Pares Mínimos, es experimentarlos tú mismo…¿Te animas a hacerlo ahora? Escucha las siguientes parejas de palabras y entenderás rápidamente de qué se trata.

nyttig/nitti


være/vare


du/do


født/fått


før/får


her/har


hus/hos


ny/ni

¿Quieres ponerte a prueba con los pares mínimos? ¡Haz una prueba de sonido y desafíate a ti mismo practicando los sonidos noruegos!


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones: