Cosas raras que hacen los noruegos

Todos los países tienen costumbres que, al principio, pueden resultar incomprensibles, y Noruega no es la excepción. En este nuevo blog post tradujimos la entrada “Cosas raras que hacen los noruegos” del blog A Frog In The Fjord:  un blog creado por una chica francesa que vive en Noruega y que vuelca ahí sus experiencias y observaciones.

¡Esperamos que te guste!

“Descargo de responsabilidad: “Raro” no significa “negativo”, algunas de estas cosas extrañas son muy positivas y deberían ser exportados al resto del mundo 🙂

Imagina que le estás contando una gran anécdota a tu amigo o a un colega noruego. Seguramente, él o ella comenzará a hacer sonidos extraños: aspiraciones con la boca como si tuvieran un comienzo de asma. ¡No te preocupes!  Estos sonidos  sólo ilustran el interés de tu amigo por su historia, y significan: “sí, estoy de acuerdo, sigue adelante con tu historia”. No hay nada de qué preocuparse.

Tan pronto como llega el otoño, los noruegos entran en una especie de histeria que los lleva a iluminar todo, en todas partes, en cualquier ocasión. Eso es lo que yo llamo la “interminable necesidad de koselig*”, que defino como un verano interior que los noruegos crean para ellos mismos para sentirse como si hiciera calor todo el año sin importar las circunstancias. *Koselig=una palabra noruega que describe una sensación (o algo) confortable, cálido, agradable, hogareño…

011koselig2

A la mayoría de los noruegos no les importaría gastar 2 minutos enviando un SMS para hacer una oferta de un departamento de 300.000 coronas noruegas sobre el precio marcado, pero conducirían cientos de kilómetros para ir a Suecia para comprar una botella de vino  50 NOK más barata de lo que les habría costado en su propio país.

Algunas personas, (especialmente de Trøndelag según mi experiencia), se mostrarán súper entusiasmadas por cualquier cosa que hayas hecho, dicho o cocinado, por ejemplo. Sin embargo, la verdadera amistad en Noruega puede demostrarse con una simple palmada en la espalda. El amor, por otro lado, puede demostrarse con el sutil levantamiento de una ceja, o el temblor de un bigote. Entonces: mover el bigote + sonrisa + elevamiento de ceja = “te amo ¿quieres casarte conmigo?”.

Los noruegos tienen grandes peces, excelentes patatas, alces y carne de reno, así como también bayas y muchos otros productos frescos de las montañas y el mar. Sin embargo, un viernes por la noche, la gran mayoría preferirá juntarse con sus amigos a comer frijoles y maíz de una lata y carne picada,  llamando “comida mexicana” a ese rejunte.

A pesar de que la mayoría de habla perfecto Inglés, los noruegos no entienden que la pregunta: “¿Cómo estás?” (How are you?) es simplemente una forma educada de decir “hola”. Si le preguntas a un noruego: “¿cómo estás?”, algunos podrían decir lo que realmente sienten, o que su esposa lo dejó y que su perro acaba de morir.

Los noruegos pueden quejarse de un montón de cosas de su país: que las carreteras están en mal estado, o que la calidad de la industria del salmón en Noruega no es tan buena, o que el dinero del petróleo no se gastan adecuadamente…etc. Sin embargo si tú, extranjero, haces una mínima crítica sobre Noruega, se sorprenderán al saber que te atreves a decir que su salmón no es tan bueno, o que las carreteras podrían mejorar, o lo que sea. Aunque ambos estén de acuerdo.

La mayoría de los noruegos, -entre ellos muchos médicos-, creen que el 90% de las enfermedades se pueden curar con una combinación de estos tres elementos: el ejercicio físico, tras (aceite de hígado de bacalao, sabe tremendo), e ibuprofeno / paracetamol.

2346421_0

El tema de la memoria es algo complicado. En Noruega, hay reglas sobre lo que está permitido recordar públicamente.  Por ejemplo, lo que sucede entre colegas durante julebordet (fiesta de Navidad) o los seminarios, cuando todos están borrachos, es algo que todos recuerdan, pero fingen olvidar.

A diferencia del resto del mundo, los noruegos te dejarán las llaves de una pequeña cabaña de madera apartada del mundo y esperarán que tú seas honesto y escribas tu nombre para recibir la factura por las noches que te quedaste allí. También esperarán que dejes todo limpio antes de la llegada de los próximos visitantes. Eso es, creo, lo más extraño y más maravilloso que los noruegos pueden hacer, y me gustaría crear un movimiento llamado “honestidad” y exportarlo al resto del mundo.

¿Alguien que conoces te acaba de ignorar en el autobús? Es totalmente normal: esta persona está fingiendo que no te ha visto o no te he reconocido con el fin de evitar la incomodidad de tener que hablar contigo durante tres minutos.

Hay una actitud que se llama “despedida irlandesa”, pero que podría haber sido rebautizada “despedida noruega”. Ocurre cuando un grupo está sentado en un bar, pasando un buen momento, y de pronto, sin decir “adiós”, uno se levanta y se va. Uno podría creer que fue a fumar un cigarrillo, o al baño. Sin embargo, se fue a su casa sin despedirse. La pregunta es: ¿la charla era TAN aburrida?

Lo negro que tienen los hombres en los dientes no es goma de mascar ni una enfermedad, es “løssnus”. En lugar de fumar, los noruegos y suecos se ponen en un costado de la boca un puñado de tabaco. ¡Intenta besar a un hombre con løssnus! Por cierto, no estoy diciendo que el cigarrillo es mejor, pero es más común fuera del mundo escandinavo.

sz1298b5L

¿Cuál es el presupuesto por familia en artículos deportivos y ropa para todos los años? Me parece que aquí, todas las personas con más de 6 años de edad, tienen todo lo que necesitan para hacer senderismo de montaña (en invierno y en verano), ciclismo, natación, slalom, esquí, y todas las actividades para hacer al aire libre que se te ocurran. A pesar de que esta ropa es muy cara, algunos la renuevan cada dos o un año. Con esos precios, no me extraña que estos niños se pongan todo su equipo para ir a comprar un paquete de harina al súper.

Cuando se trata de planear cuándo tener un bebé, los noruegos no miran la astrología como los chinos o los indios. Los noruegos intentarán que su bebé nazca antes del 1ro de septiembre para conseguir un lugar asegurado en un jardín de infantes.

Lo interesante es que después de vivir unos años en Noruega, las cosas que parecían extrañas al principio, luego se vuelven completamente normal. Quién sabe, en unos pocos años incluso podría empezar a dejarme crecer un bigote y pasar a Trøndelag. ¡Todo es posible es nuestro extraño mundo!


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones: