El desafío: 5 retos para los hispanohablantes que quieren aprender noruego

Tenemos dos noticias para decirte. La buena, es que el noruego no está en esta lista de los 10 idiomas más difíciles de aprender. La mala, es que el noruego tampoco es coser y cantar. Si aceptas el desafío de aprenderlo, deberás sortear, cual maestro de karate, ciertos obstáculos comunes para todos los estudiantes hispanohablantes. ¿Te animas a hacerlo?

¡La práctica hace al maestro, pequeño saltamontes!

Desafío 1: Nuevos sonidos y letras

Hace poco le preguntamos a un alumno de nuestro curso qué era lo que más le costaba a la hora de aprender noruego. Nos dijo: “Hasta ahora lo más difícil es no intentar pronunciar las palabras en español cuando las leo.”

¿Por qué pasa eso? Porque en el idioma noruego hay sonidos que no existen en español, como por ejemplo la ‘ø’ y todos los que detallamos aquí. Por eso, es fundamental que logres incorporarlos lo antes posible. Por otro lado, también algunas de las letras no suenan igual como en español, por ejemplo la ‘v’, ‘j’, y la ‘h’. Mira nuestro video de YouTube con el alfabeto noruego para aprender a pronunciar estas letras correctamente, o el video sobre la vocal ‘u’.

Desafío 2: Verbos en infinitivo no acaban con una ‘r’

En español, los verbos de infinitivo siempre terminan con ‘r’, por ejemplo “hablar”, “temer”, “partir”. Pero en noruego, si pones una ‘r’ al final de un verbo, quiere decir que lo estás conjugado en la forma presente. Por ejemplo: muchos hispanohablantes dicen “Jeg skal spiser” (“Voy a como”) en vez de “Jeg skal spise” (“Voy a comer”). Así que presta atención: la “r” al final del verbo no significa infinitivo, sino tiempo presente.

Desafío 3: Orden de las palabras

Este tema es un poco complicado y lo vamos a tratar en profundidad en otro post y en una lección del mailing list. Lo básico es que en noruega puedes decir tanto “He cenado hoy” como “hoy he cenado”, es decir, el circunstancial de tiempo puede ir al principio y al final del verbo. PERO: si “hoy” está al final, se dice “yo he”. Si está al principio, se dice “he yo”, lo cual no existe en español. O sea , si lo pasamos a español, sería:

Hoy he yo cenado. (I dag har jeg spist)

Yo he cenado hoy. (Jeg har spist i dag)

Desafío 4: Consonantes dobles

En español no se usan consonantes dobles, como en noruego. Por eso es un error común confundir palabras que son parecidas pero que significan cosas diferentes porque una lleva doble consonante y la otra no. Por ejemplo: spise/spisse (comer/afinar), bake/bakke (hornear/suelo), tak/takk (tejado/gracias).

Desafío 5: Géneros

Muchos hispanohablantes tienen problemas cuando es hora de asociar un sustantivo con su género correcto en noruego. Como explicamos en este post, a veces los géneros no son similares en los dos idiomas, por ejemplo:

  • en løsning (masculino) – una solución (femenino)
  • et hus (neutro) – una casa (femenino)

También es muy común en noruego que la misma palabra tenga dos géneros, por ejemplo:

  • en skole (masculino) – una escuela
  • ei skole (femenino) – una escuela

Aunque generalmente no es tan importante saber si el género de un sustantivo es femenino o masculino, ya que se mezclan a menudo. Es más importante saber si el género es de tipo neutro o no.

Como siempre decimos, aprender noruego es cuestión de memorizar, memorizar y repetir. ¡Ánimo, y a no bajar los brazos! Si logras superar estos desafíos, aprender noruego te resultará mucho más fácil.

Te esperamos en nuestro curso online donde podrás acceder a recursos didácticos gratuitos. ¡Anímate! Y si tienes dudas, no dejes de consultarnos.

 


Deja tu e-mail para recibir notificaciones de nuevas publicaciones:

7 comentarios en “El desafío: 5 retos para los hispanohablantes que quieren aprender noruego”

    1. Hola Nora! Podés suscribirte a nuestro mailing list para resolver esta duda. Puedes hacerlo entrando a cursonoruego.es
      Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *